EL BULLI (Girona)

(Cambiar de provincia)
opina, critica, descubre, recomienda, encuentra...

 

Restaurantes destacados

Nota Gourmets
8.7 3 Opiniones
¡Tu opinión cuenta!
Opina
EL BULLI
Cala Montjoi
17480 Roses
Girona (España)
Telf. 972150457
ver website

Chef: Ferran Adrià
Jefe de Sala: Santiago Mosteiro
Sommelier: Ferran Centellas
Horario: 20:00-22:00
Días de cierre: Lunes, Martes, Miercoles, Jueves, Viernes, Sabado, Domingo

Carta: 250 €  | Precio medio opiniones: 178 €
Tipo de comida: De autor

Características:


Descripción del restaurante EL BULLI

El Bulli ya cerró en 2012. Mientras se construye su Fundación alli mismo, en la Cala Montjoi podemos encontrar sus enseñanzas y maravillas en restaurantes tan diversos como el Tickets, 41º Experience, Pakta y Dos Palillos en Barcelona y Compartir Cadaqués (Girona). Todos ellos con grandes cocineros que hicieron el Bulli al lado de Ferrán y Juli.

¿Eres el Propietario del EL BULLI?
Completa la información de tu restaurante gratis

3 Opiniones destacadas sobre EL BULLI

Nota: 8.7 de 10
  • Nota
    8.0 Cocina: 8
    Servicio: 8
    Local/Decoración: 8
    Pedro
    Pedro Andrade
    Opinión del EL BULLI - Hace más de 15 días.

    “no al cierre”

    “No al cierre del Bulli, este restaurante de fama internacional nos honra como españoles no al cierre del bulli”

    Precio/persona: 100 €


    Si tu también has estado: Opina del restaurante
    Comparte esta opinión  
  • Nota
    10 Cocina: 10
    Servicio: 10
    Local/Decoración: 9.9
    Arturo
    Arturo Marimon
    Opinión del EL BULLI - Hace más de 15 días.

    “El Bulli 2010: Una experiencia excepcional”

    “Un diamante y el carbón queman igual pero no son lo mismo. Su composición es la misma, pero orden de sus moléculas no. ¿El resultado? Excepcional, como la comida de el Bulli, no es simplemente una cena exquisita, es una experiencia sublime.

    El trato ya desde nuestra llegada fué muy amigable y atento. Nuestro camarero nos mostró las entrañas del Bulli, su alma, explicándonos el funcionamiento, anécdotas y detalles del restaurante. Empezamos por una visita a la cocina, el corazón de el Bulli. 50 cocineros para 50 comensales, un laboratorio culinario donde se cuida hasta la obsesión cada detalle. Verlo en directo impresiona. Dividido por zonas según los gustos, el mundo dulce está separado del mundo salado. Un cordial Ferran Adrià, el anfitrión de la velada, salió de sus quehaceres para saludarnos y darnos la bienvenida, lo cual nos sorprendió muy gratamente. No hay mejor manera de empezar la velada, que haciendo del Bulli tu casa.

    Nuestra mesa era atendida por dos camareros y una sommelier que nos fueron explicando cada plato con una emoción contagiosa. Su explicación incluía la mejor manera de comerlo para apreciar la experiencia tal como fue concebida. Cada plato estaba diseñado especialmente para resaltar la comida, desde platos hechos de papel fino, dorados a platos de rejilla de metal. Un conjunto que hacia la experiencia de cada uno de los 35 platos única y excepcional.

    El servicio fue impresionante, atento pero sin agobiar. El sommelier aconsejaba vinos sin ningún tipo de prepotencia. Todo muy amigable pero exquisito, como me comentó un buen amigo, un servicio del siglo XXI

    Las fotos de el bulli 2010 que saqué del menú las he ordenado según el orden presentación, para que podáis visualizar la experiencia. Espero que os gusten.

    Los platos del Bulli 2010:
    - Fresa mimética helada de Campari (no hay foto) en base de hielo.

    - Flauta de mojito y manzana.
    Parece un pequeño bocadillo de espuma con la densidad justa para cogerlo pero se fundía al contacto con la boca. Un auténtico mojito para empezar los entrantes.

    - Almendra-fizz con amarena-LYO + empanadillas nori.
    Una copa deliciosa simulando un gin-fizz, pero sustituyendo la ginebra por leche de almendra. Acompañado de 2 empanadillas de nori rellenas de cítricos y sésamos negros, sorprendente, contrastaban en la boca.

    - Umeboshi + esfera de gorgonzola.
    Algo para recordar toda la vida. Una esfera de un palmo de diámetro de gorgonzola blanco helado con nitrógeno muy fino que rompió el camarero, después espolvorearlo con nuez moscada y que se tenía que ir desmenuzando, mientras se deshacía en la boca, acompañado de ciruelas umeboshi creo que caramelizadas. Uno de los mejores platos del Bulli sin lugar a dudas, de los que recordaras mientras vivas.

    - Un clásico del Bulli según me contaron. Aceitunas verdes sféricas-1, cacahuetes miméticos y americano.
    Son aceitunas falsas, aunque lo parecen en imagen son una gelatina en forma de aceituna con aceite de oliva y supongo que jugo o esencia de aceituna. Te explota literalmente en la boca inundándola de sabor líquido ha aceitunas. Se sirve en un tarro como las auténticas aceitunas. Divertido y sorprendente.
    Los cacahuetes miméticos, la versión salada de la aceituna, tampoco son cacahuetes pero los imitan a la perfección en textura y sabor pero al igual que la aceituna explota en la boca con esencias de cacahuete.

    - Tortillita de crustáceos.
    Una espuma con crustáceos fritos. Acompañado de una caña de azúcar impregnada en no recuerdo que licor. Se chupaba y se dejaba en el plato, la caña de azúcar servia de base.

    - Won-ton de rosas con jamón.
    Pétalos de rosas comestible en forma de won-ton, una pasta tradicional China.

    - Canapé de jamón y jengibre.
    Una gelatina de jamón acompañada de jengibre caramelizado.

    - Tártar de tuétano.
    Un placer de los mas carnoso en concha de ostra, se comía en con hoja.

    - Crema de caviar con caviar de avellana y su tartaleta.
    La combinación de avellana con caviar era exquisita, otra vez nos deleitaba con un plato de contrastes.

    - Langostino sashimi.
    Yo lo he llamado así, porque se adapta más a la realidad que lo que pone la carta. El mejor sashimi de langostino que he probado en mi vida. Carnoso, suave, con mucho sabor .... mataría por saber donde  compran el langostino.

    - Gamba 2 cocciones.
    Si alguien me hubiera dicho que comería patas de gambas y me encantaría le trataría de colocado. Pues eso empiezas con una cucharada de cabeza de gamba reducida, y luego pasas a degustar la cola y cuerpo de la gamba cruda para pasar a las patas fritas que estaban deliciosas.

    - Sopa de anémona.
    ¿Anémona? Si anémona la planta acuática de la película Nemo. :) O mejor dicho la cría. Yo creía que eran venenosas, pero no. Esta era pequeña, carnosa y muy sabrosa. Servida en caparazón de cangrejo.

    - Helado de permegiano módena, albahaca y fresa LYO.
    Helado de queso parmesano con vinagre de módena acompañado de trozos de fresa liofilizada (proceso que elimina el agua)

    - Shabu-shabu de piñones.
    Partiendo del shabu shabu japonés el Bulli ha condensado el bosque en un plato de los mas increíbles de la carta. Empiezas saboreando una hoja de pino, bañada en no se que le confería un sabor mas dulzón. Luego tres raviolis de crema, aceite y praliné de piñones. Todo remojado con lo que llamaron agua de pino. Un plato sorprendente por la cantidad de sensaciones que te produce. Es como degustar el bosque mediterráneo de pinos y olor a naturaleza. No exagero en lo mas mínimo.

    - Tiramisú.
    Un juego de palabras, se asemeja visualmente a un tiramisú, pero es de soja, se acompaña de una infusión con atún seco y algas, te enseñan como lo preparan y luego te traen los ingredientes para que los veas en su estado "natural".

    - Sopa de miso.
    Muy buena sopa, acompañada de sake helado con nitrógeno, que venia a parte en un cuenco y tu lo ibas partiendo con los dedos, combinándolo con la sopa.

    - Escabeche de calabaza.
    Me gustó el contraste con el coco, que era como un bloque de espuma colocado encima de la calabaza.

    - Ceviche de almeja y kalanchoe.
    Un consejo, el kalanchoe es muy carnosa y de sabor muy intenso, has de estar dispuesto a transportarte a México al primer mordisco.

    - Cóctel de ceviche y almejas acompañado de un taco de Oaxaca.
    Delicioso el cocktail acompañado de un taco envuelto en maíz, notas cítricas y ligeramente picante.

    - Tortilla de anémona.
    Nunca hubiera dicho que comería anémonas, esta noche las probé en 2 platos diferentes, estas eran realmente deliciosas, y con una textura muy sugerente.

    - Abalone con panceta.
    Un plato realmente muy elaborado, aunque...¿hay alguno que no lo sea? el abalone, la panceta en gelatina, el jengibre... Una explosión de sabores.

    - Ventresca de caballa en escabeche de pollo con cebolla y caviar de vinagre.
    Ya es repetirse, pero esto es una constante en el Bulli... ESPECTACULAR, como combinan los sabores, los platos han ido ganando en contundencia y aromas.

    - Nem Thai de pollo.
    Un "rollito" transparente que hay comer con los dedos, relleno de brotes y pollo. DELICIOSO

    - Fresas calientes con consomé de liebre y almendra de cacao.
    Por fín he vuelto a probar aquellas fresas que traía mi abuelo, unas fresas pequeñitas y de intenso sabor, aunque no fuera en forma de dulces, el plato estaba muy pero que muy bueno. Un buen homenaje a estas sencillas fresas, que tanto cuestan ya de ver.

    - Bombón de gorgonzola.
    El acompañamiento estilo hamburguesa de las fresas. Lo podéis ver en las fotos. Divertidísimo.

    - Estanque.
    Marca la entrada en el mundo dulce. Un plato de agua congelada en una burbuja con, té matcha y azúcar moreno. Se rompe y se comen los cristales, limpiando la boca de sabores pretéritos.

    - Terrón de azúcar al té.
    Es un juego, era un sorbete creo recordar que de limón en terrón en una base de algodón de azúcar.

    - Hojaldre de piña.
    Piña LYO, finas capas... Muy muy finas.

    - Frambuesas.
    Frambuesas LYO, con sorbete de frambuesa, con Campari, praliné y no se que más ... a la altura del resto de platos del mundo salado del Bulli.

    - Moluscos.
    Presentados como moluscos pero ocultaban otros sabores. Perlas de lychis simulado perlas de ostra, toffees dentro de los berberechos .... en una base de hielo.

    - Morphings.
    Para acabar, después del festival de sabores que Ferran Adrià nos ha preparado para esta edición del Bulli 2010, llegan los cafés junto con una pequeña caja de delicias. Es como si hubieran abierto la Caja de Pandora, y mi mujer hubiera perdido la razón :) disculpa cariño. Si ya llegabas más bien lleno al final de la jornada de mas de 4 horas de autentico placer, esto era para acabar con el que aun le quedaran fuerzas.

    Para cerrar mi relato de la experiencia en el Bulli quiero comentar los 2 vinos blancos que probamos durante la comida, que aunque parezca mucho 2 botellas de vino, en mi defensa diré que la cena fue larga y el vino excelente. No es que tengan una carta de vinos es que es la Biblia del vino. Dedo y medio de alto, no te lo acabas. Escogimos 2 vinos blancos fantásticos.

    Ekam 2008
    Castell d'Encus. Costers del Segre (D.O)

    Improvisació Vinya dels Taus 2008
    Vinifera. Penedès (D.O)

    Después de la increíble cena en el Bulli, la mejor de mi vida, quiero agradecer a Ferran Adrià y a su increible equipo el hacernos pasar una experiencia que no olvidaremos jamás. Gracias. Y queda aquí reflejada mi eterna gratitud.”

    Precio/persona: 257 €

    Mis fotos y videos del restaurante EL BULLI

    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon
    • Foto EL BULLI de Arturo Marimon

    Si tu también has estado: Opina del restaurante
    Comparte esta opinión  
  • Nota
    8.0 Cocina: 8
    Servicio: 8
    Local/Decoración: 8
    Vip
    Vip Gourmet
    Opinión del EL BULLI - Hace más de 15 días.

    “El Bulli: el sueño de Ferran Adrià”

    “La reserva de mesa es indispensable en el Bulli, donde se ofrece al comensal una galería de arte culinario elaborada y de gran calidad. El menú degustación resulta la mejor elección para poder disfrutar de sus creaciones. Tiene tres estrellas Michelin y tres soles Campsa y su chef Ferran Adrià esta considerado justamente el mejor cocinero del mundo y el Bulli el mejor restaurante.”


    Si tu también has estado: Opina del restaurante
    Comparte esta opinión  

Ver todas las opiniones